10 datos sobre el CBD

10 datos sobre el CBD

10 datos sobre el CBD

Los científicos han estado investigando el CBD durante los últimos años y los resultados muestran que sus receptores se encuentran en el sistema nervioso central. En muchos tejidos periféricos, concretamente en los sistemas inmunitario, reproductor y digestivo. También en las glándulas hormonales, las arterias, los pulmones, los ojos, el corazón, los huesos y la piel.

1. Ingrediente clave:

El cannabidiol es el componente clave del cáñamo/hemp. Es uno de los 80 compuestos exclusivos de los componentes de las plantas, denominados colectivamente «cannabinoides». El cannabidiol, también conocido como CBD, y el THC suelen ser los cannabinoides más abundantes de la planta y, por tanto, los más estudiados.

2. El CBD no tiene efectos psicoactivos:

El CBD no tiene efectos psicoactivos como el THC, que provoca euforia al unirse a receptores CB1 y CB2 específicos del cerebro. El CBD no se une a estos receptores, por lo que el cannabidiol no tiene ningún efecto sobre el estado psicoactivo de la mente.

3. El CBD del cannabis es legal

El CBD puede extraerse del cáñamo medicinal (cannabis) o de plantas de cannabis técnico. El aceite de CBD es un extracto vegetal puro diluido en aceite de semilla de cáñamo y, según la legislación checa, es una «materia prima para su posterior procesamiento» como todas las plantas. Los consumidores finales pueden utilizar el aceite de CBD para tratamientos sin infringir ninguna ley.

4. Niveles de cannabinoides y sus diferencias

Los niveles de CBD y THC son diferentes en cada lote de cannabis producido. Las plantas de marihuana cultivadas para uso recreativo suelen contener altos niveles de THC y cantidades mucho menores de CBD. En las plantas de cannabis técnico, hay, como es lógico, altos niveles de la sustancia medicinal CBD (cannabidiol) y bajos niveles de THC.

5. Sin receta médica

En la República Checa, cualquier persona puede comprar legalmente por Internet productos de CBD elaborados a partir de plantas de cáñamo técnico. Para cualquier uso y en cualquier cantidad y sin receta médica. Sigue existiendo un problema para las personas que viven en países donde el cáñamo técnico es una planta ilegal. Deben tener una receta médica para todos los productos de cannabis medicinal que contengan CBD.

6. El valor medicinal del CBD

Los estudios científicos demuestran que el CBD proporciona un gran apoyo al cuerpo humano. Según un estudio de 2013 publicado en el British Journal, el CBD reduce las náuseas y actúa como antiemético, además de funcionar como antioxidante para reducir los radicales libres que causan trastornos neurodegenerativos. Reduce la hinchazón y actúa como antiinflamatorio, aumenta el apetito y alivia el dolor.

7. Beneficios mentales

El CBD también combate los problemas y trastornos de salud mental, actuando principalmente como los fármacos antipsicóticos en el tratamiento de la psicosis. Además, el CBD ayuda a reducir la ansiedad y la depresión crónicas. Estos beneficios son útiles para aquellos pacientes que sufren ansiedad y depresión temporales debido a su grave estado de salud.

8. Combate la propagación del cáncer

Los productos que contienen TNBC y CBD reducen la propagación de las células cancerosas y otros tipos de enfermedades tumorales. El Instituto Nacional del Cáncer ha realizado varios estudios que demuestran que el cannabidiol puede tener efectos protectores contra el cáncer. Esta revisión incluye un estudio que analiza el tratamiento con CBD para diferentes tipos de cáncer, como el cáncer de mama, el cáncer de pulmón y el cáncer colorrectal.

9. Razón para reducir el THC

Según un estudio publicado en el British Journal of Psychiatry, se descubrió que el CBD compensa los efectos negativos del THC, es decir, ayuda a prevenir el deterioro de la memoria. Por lo tanto, el CBD puede reducir la paranoia y otros efectos secundarios negativos que se asocian al consumo de marihuana con altos niveles de THC.

10. Ayuda a los niños con crisis epilépticas

La Food and Drug Administration (FDA, USFDA) ha encargado a la Universidad de California en San Francisco el estudio de los efectos del CBD (cannabidiol) como medicamento para niños con ataques epilépticos incontrolados. Los participantes en este estudio tenían edades comprendidas entre 1 y 18 años. Todos padecían síntomas similares resistentes al tratamiento estándar. Muchos de ellos padecían el síndrome de Dravet (es decir, epilepsia con convulsiones mioclónicas-astásicas en la infancia), que comienza en la primera infancia y provoca convulsiones frecuentes. Las convulsiones se redujeron en un 10% durante los primeros meses de consumo de CBD. La FDA seguirá trabajando en este estudio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra