El aceite de CBD puede ayudar contra el asma

El aceite de CBD puede ayudar contra el asma

El aceite de CBD puede ayudar contra el asma es sin duda una pregunta que se formulan muchas personas que padecen esta dolencia.

Estudios preliminares demuestran que el CBD ayuda a los pacientes asmáticos y minimiza los efectos de la inflamación.

El asma es una enfermedad atópica.

Esto significa que el asma provoca reacciones alérgicas inmediatas. Se trata de una enfermedad crónica que provoca la inflamación de las vías respiratorias, con la consiguiente dificultad para respirar. El asma se caracteriza por calambres, disnea y tos. La inflamación y la hinchazón de las vías respiratorias hacen que los pacientes sean más vulnerables y más susceptibles a las reacciones alérgicas. El asma es una enfermedad grave que puede causar muchos problemas en la vida cotidiana. Desgraciadamente, en la actualidad no existe una cura del 100% para el asma.

CBD: ¿cómo trata el asma?

Aunque se necesitan más investigaciones para determinar la eficacia del CBD en el control del asma, estudios anteriores muestran que el CBD tiene resultados prometedores cuando se utiliza para aliviar la enfermedad.

Los investigadores han descubierto que las propiedades antiinflamatorias del CBD minimizan la inflamación en pacientes con asma. El CBD también reduce los niveles de citoquinas TT2 y TP en la sangre. Los estudios demuestran que el CBD reduce la hipersecreción (secreción) de mucosidad en las reacciones alérgicas. Se trata de otro síntoma frecuente en los pacientes asmáticos.

Todo indica que el CBD tiene propiedades antiinflamatorias e inmunosupresoras.

Algunos estudios han demostrado que el CBD reduce el dolor causado por el asma. Esto es muy importante, ya que los ataques de asma pueden causar un dolor insoportable. No obstante, cabe señalar que, aunque no hay receptores del dolor en los pulmones, el dolor se siente debido a la incapacidad para respirar. La interrupción del flujo normal de aire ejerce una tensión adicional sobre los músculos accesorios, como los esternoclaviculares y los músculos de la escalera. El CBD alivia esta tensión y mitiga el dolor reduciendo la espasticidad muscular y la presión pulmonar.

Cannabidiol y su uso para aliviar los síntomas del asma

Ya se ha demostrado que el CBD puede utilizarse como una ayuda terapéutica eficaz contra el asma, concretamente reduce la resistencia de las vías respiratorias, la tensión muscular, el dolor y las reacciones alérgicas. Sin embargo, es importante utilizar el CBD con precaución. Lo ideal es que te asegures de que el CBD que tomas es el original y no tiene nada en común con el THC. Es importante que el THC induzca una sensación de intoxicación por la droga. En cambio, el CBD no induce esta sensación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra