CBD para la artritis

Aceite de cáñamo con CBD para la artritis y la esclerosis múltiple

Aplicación del aceite de cannabis CBD para el tratamiento de la artritis y la esclerosis múltiple

En octubre de 2015, se comunicaron los resultados de dos estudios con animales en los que se investigaba la aplicación transdérmica de cannabidiol (CBD) para tratar cada una de las enfermedades mencionadas. En ambos casos, los resultados fueron muy alentadores.

El aceite de cáñamo CBD y la esclerosis múltiple

Los resultados han sido publicados por dos científicos estadounidenses en la revista European Journal of Pain Research. Los autores estudiaron los efectos del gel de CBD (dosis diarias de 0,6/3,1/ 6,2 o 62,3 mg) sobre la inflamación en un modelo de artritis en ratones. En concreto, el modelo de artritis fue tratado con gel de CBD durante 4 días.

Se concluyó que «el gel transdérmico que contiene CBD redujo significativamente la hinchazón, de forma dependiente de la dosis, el dolor en las extremidades y evitó la infiltración de células inmunitarias, y redujo la inflamación en las membranas sinoviales». La dosis más eficaz fue una dosis diaria de 6,2 y 62 mg de CBD, sin efecto sobre el reconocimiento de patrones, lo que sugiere que el CBD sólo tiene un efecto limitado sobre las funciones cerebrales superiores.

El aceite de cáñamo CBD y la artritis

Los resultados del segundo estudio se presentaron en la revista de la Facultad de Farmacia de la Universidad Médica de Teherán, DARU: Journal of Faculty and Pharmacy. Son las siguientes: una crema tópica que contiene un 1% de CBD purificado (un polvo cristalino que contiene al menos un 98% de CBD) ayuda, con una sola aplicación diaria, a combatir eficazmente los procesos inflamatorios del cerebro. La crema se probó en roedores con encefalomielitis autoinmune experimental, un modelo de esclerosis múltiple en ratones.

Por último, los investigadores descubrieron «inesperadamente» que la crema que contiene un 1% de CBD «tiene efectos neuroprotectores, mejora la parálisis de las extremidades posteriores, alivia el curso de los trastornos de la columna vertebral y reduce la formación de linfocitos no deseados en el bazo y otras citoquinas inflamatorias».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra